fbpx
937.023.217 info@inviertis.es

Soy inquilino

Si eres inquilino y el propietario de el inmueble donde vives o desarrollas tu negocio está pensando en venderlo, seguramente tienes muchas preguntas y dudas. 

En Inviertis vamos a intentar solucionártelas todas.

¿QUIERES QUE HABLEMOS?


 

Llámanos ó escríbenos

934 611 897 

info@inviertis.es

¿Qué hacemos en Inviertis?

En Inviertis, ponemos a disposición de inversores propiedades en rentabilidad. Es decir, que tienen inquilinos. Esto lo hacemos por dos razones;

     Proceso  La primera es para dar servicio al propietario de la propiedad donde estás en alquiler. No todos los propietarios son iguales pero si tienen la misma necesidad; necesitan vender.  Los motivos son variados; herencias, separaciones, necesidad de efectivo, etc… 

    Proceso La segunda es para facilitar el proceso de inversión a aquellas personas que quieren invertir en propiedades. Eso lo conseguimos cuando encontramos propiedades que reúnen unos determinados requisitos en cuanto a la localización, el estado de la propiedad y la rentabilidad. 

         PERO LA MÁS IMPORTANTE: ERES TÚ:  Creemos firmemente que no tiene sentido que hayan inversores ahora mismo buscando propiedades vacías en tu zona o cuidad para ponerlas en alquiler y que al mismo tiempo un inquilino tenga que buscar una nueva propiedad donde vivir. 

 

Juntamos buenos inquilinos con buenos inversores-futuros arrendadores.

El inquilino es importante, MUY IMPORTANTE

 

Sin ti, Inviertis no tiene sentido. Inviertis existe porque vosotros existís. 

Queremos que nuestros inversores disfruten el máximo de la rentabilidad que les ofrece su nueva propiedad y para ello, sois esenciales. Los inquilinos de las propiedades en Inviertis son los que crean valor.

En Inviertis no trabajamos con rentabilidades esperadas, no especulamos con el valor futuro de la propiedad o futuras rentas. Nos importa el presente y poder asegurar el futuro. 

 

El propietario del piso o casa donde vivo quiere vender... ¿que puedo hacer yo?

Si el propietario del inmueble donde vives ha contactado contigo para informarte de su decisión de venta, tienes varias opciones a tener en cuenta:

A. ¡Comprarla! Si la propiedad cumple con lo que buscas en una vivienda y te gustaría comprarla no dudes en comunicárselo al propietario, hazle una oferta razonable y disfruta de tu casa. Si necesitas ayuda con el proceso de compra o con la obtención de financiación, estaremos encarnados a ayudar.  

B. Ayudar en la venta de la propiedad y asegurarte la continuidad en el alquiler y una buena relación con el nuevo propietario. Eso no significa que tengas que soportar tardes de visitas a tu casa, solo iremos una vez a tomar fotos y hacer una inspección con un arquitecto. 

C. No ayudar en la venta. En el caso de tomes la decisión de no permitirnos a hacer fotos, por ejemplo, le dejarás pocas opciones al propietario. En realidad dos; vender pese a tu falta de colaboración seguramente más barato o bien pedirte que te marches al finalizar el contrato para poder venderlo vacío.

¿QUE VAS A HACER?

Cuando compren la propiedad....
¿Me van a pedir que me vaya ó voy a pagar más?

 Aunque en la LAU (ley de arrendamientos urbanos) se dispone que tras la enajenación de la propiedad, el nuevo propietario puede pedir a los arrendatarios que abandonen la propiedad en un periodo de tres meses o reclamarla para sí tras el primer año, eso nunca interesa.

En Inviertis trabajamos y nos esforzamos para que eso no ocurra, nuestros inversores quieren la rentabilidad que ofrece el alquiler que pagas. Para ellos tiene doble ventaja; la primera es que no sacrifican la rentabilidad y que ya tienen información sobre el inquilino. No se molestarían en buscar una propiedad con ocupantes sino fuera así.

En la firma de del contrato de compra venta, el nuevo comprador se subroga (esto es, que los “hereda”) de sus derechos (cobrar el alquiler) y sus obligaciones  (cuidar la propiedad, responder de las incidencias, pagar tributos) delante de un notario. La voluntad del inversor es quedarse con los inquilinos que ya moran la propiedad y respetar el contrato con todas sus cláusulas,  al menos, hasta su finalización.

 

Aún tengo preguntas...

Resumimos abajo algunas de las preguntas que pensamos pueden cruzarse por tu mente. Si echas de menos alguna, no dudes en contactarnos y estaremos encantados de responderte.

¿Estoy obligado a enseñar el piso o dejar que entre el fotógrafo?

No, estás en tu hogar y eso es intocable. El arrendador solo puede acceder en el caso de necesidad técnica, es decir para unas obras necesarias o una inspección técnica.

Sin embargo no tiene mucho sentido que te niegues, eso entorpecería la venta pero, ¿para qué?. Te convierte en un mal inquilino y tendrán que esperar a que acabe tu contrato para pedirte que te vayas pues entonces tendrán que venderlo vacío.

Donde si será estrictamente necesario acceder y no habría base legal para impedir el acceso a un arquitecto ya sea para elaborar el CEE, realizar una inspección técnica o la cédula de habitabilidad en esas comunidades autónomas que lo requieran.

 

¿Que va a pasar cuando acabe el contrato?

Lo mismo que hubiese pasado al acabar el contrato con el anterior arrendador.

Según las condiciones de tu contrato tendrán que avisarte al menos un mes antes de la finalización el mismo, con la nueva LAU- Ley de arrendamientos urbanos, hasta cuatro meses. Si el nuevo propietariario está pensando en renegociar las condiciones también tendrá que hacértelo sobre con antelación suficiente.

¿Me van a respetar el contrato de alquiler?

Durante el proceso de compra venta, el nuevo propietario reconocerá que existe un contrato de alquiler frente a un notario y se subrogará de los derechos y obligaciones del contrato que el anterior arrendador había firmado con los inquilinos.

Este hecho queda recogido en la escritura de compra venta y aunque no es una garantía 100% si es  indicador de que vas a continuar en las mismas condiciones de las que estás al menos hasta la finalización en contrato.

 

¿Voy a tener que enseñar la vivienda a compradores?

No en la mayoría de los casos. Aunque es algo casi inevitable en un proceso de venta, hay muchos inversores que no necesitan ver la propiedad.  

En eso consiste el trabajo de Inviertis, en ser rigurosos con la información que proporcionamos respecto a la propiedad a través de informes técnicos y el estado de la misma gracias a nuestros fotógrafos profesionales. 

El último el proceso de verificación que llevamos a cabo con “nuestros inquilinos”.

Además hacemos también filtro de nuestros inversores, solo compradores con interés real y solvencia contrastada pueden acceder a visitar el inmueble y solo una vez se ha aceptado una oferta de compra por parte del vendedor. 

Intentamos que haya máximo 1 visita = 1 venta.

 

¿Qué es el derecho de tanteo y de retracto?

El derecho de tanteo es que el que te mencionábamos arriba de adquisición preferente de la propiedad. Hasta junio 2013 ese derecho era irrenunciable. 

Nosotros siempre aconsejamos al propietario ofrecer la vivienda al inquilino por el mínimo que estarían dispuestos a vender la vivienda, pues les ahorraría mucho esfuerzo y tiempo.

El derecho de retracto, que suele ir ligado al primero, es aquel por el cual, después de la venta se te tiene que informar de las condiciones en las que se produjo y puedes reclamar la venta para ti en 30 días si es que no te la ofrecieron en las mismas condiciones.

Ten en cuenta que para ejercitar cualquiera de esos dos derechos es necesario tenerlos reconocidos en el contrato o, en su defecto, no haber renunciado a ellos.

He recibido un burofax, ¿que tengo que hacer?

 

La ley de arrendamientos urbanos dispone que el inquilino tiene preferencia de compra en caso de enajenación de la propiedad. Este derecho puede ser renunciado en la firma del contrato si este se suscribió después de la reforma de la Lau de 5 junio de 2013.(Ley de arrendamientos urbanos)

En términos generales, en este punto, puede que recibas un burofax que te informe de tu derecho de adquisición preferente o bien únicamente de la intención de venta del propietario.  Esta comunicación fehaciente, debe de ser realizada al menos 30 días antes de la venta, pero eso no significa que se vaya a realizar de manera inmediata.

En Inviertis revisamos todos los contratos para cerciorarnos de que se llevan a cabo las acciones oportunas en cada caso. 

 

Para saber si lo renunciaste o no, solo tienes que revisar el contrato y lo verás en alguna cláusula. 

CON ADQUISICIÓN PREFERENTE (o de tanteo y retracto)

Si este es tu caso y has recibido un burofax dónde se te informa de ese derecho, tienes 30 días para ejercitarlo y comprar la propiedad.

Que tú respuesta es sí… ¡felicidades! Ponte en contacto con nosotros o el propietario e iniciemos el trámite.

Si en el caso contrario, no quieres adquirir la propiedad, no tienes que hacer nada, el proceso de venta seguirá su curso  y nada va a cambiar para ti.

Después de la venta, recibirás otro burofax con las condiciones de la misma para que puedas ejercer tu derecho de retracto si así lo deseas.

SIN ADQUISICIÓN PREFERENTE

En el caso de que firmaras esa cláusula, el burofax sirve para informarte de la intención de venta del propietario.

 

No te preocupes, no tienes que hacer nada y nada va a cambiar para ti.

¡Ah! Y en el caso de que quieras adquirir la propiedad también puedes, solo ponte en contacto con el propietario y comunicaselo.

Después de la venta te enviarán otro burofax para informarte de la misma y en el caso de que realizaras transferencias bancarias o similar por el importe del alquiler, también te informarán de donde realizarlas desde ese momento.

nO PIERDAS LA OPORTUNIDAD

Regístrate y recibe nuevas oportunidades de inversión o 

déjanos un mensaje y te contactaremos.

¿Te ayudamos?
¿necesitas ayuda?

¡Déjanos un mensaje!