INVERTIR EN PROPIEDADES

Si a lo largo de este año has hecho la búsqueda en Google de ¿dónde invertir en 2018?, ya te habrás dado cuenta que Invertir en propiedades es una de las grandes respuestas para sacar rendimiento a esos ahorros.  Tal y cómo están las cosas, en una cuenta bancaria a plazo fijo de toda la vida, te iba a dar poco o nada. Por eso, es buen momento para comprar un piso o vivienda y ponerla a rentar o mejor aún, comprarla en rentabilidad.

La compra de propiedades tiene raíces en España muy profundas.  Se considera que un inmueble nunca pierde valor, aún y cuando una crisis de 10 años vino a demostrar que no está escrito (valga la ironía) en piedra.

Pero aún si pierde valor monetario a ojos del mercado, la propiedad sigue ahí, casi inamovible en el tiempo, que hace, nuestro grado de incertidumbre y por ende, el riesgo, sea menor a otras alternativas de inversión.

Cada vez más propietarios en toda Europa, Reino Unido y Alemania, se dan cuenta de las ventajas de vender y comprar una propiedad con un inquilino in situ en vez de comprar la propiedad vacía y buscar nuevos inquilinos.

 

Entonces, ¿qué significa “inquilino in situ”?

Cuando una propiedad se ofrece a la venta con un inquilino in situ, significa que ya hay un inquilino viviendo en ella con un contrato de alquiler al corriente y a término.

Dependiendo de los términos y condiciones del arrendamiento, y muy especialmente de si el contrato está registrado, el inquilino tendrá derecho a continuar viviendo en la propiedad incluso después de que haya sido adquirida por un nuevo propietario. El cambio de propiedad no anula el contrato de alquiler y los derechos, y obligaciones, del inquilino.

Por que invertir en propiedades con inquilinos

¿Cuáles son las ventajas de comprar con un inquilino in situ?

Invertir en una vivienda con inquilino in situ es increíblemente beneficioso para los propietarios. Las ventajas de este escenario incluyen:

  • Un inquilino confiable y de confianza. Una de las partes más difíciles de valorar a la hora de encontrar inquilino es si este cuidará la propiedad como si fuera suya; la compra de una propiedad con inquilino permite valorar eso de manera objetiva, ver el estado actual de la propiedad mientras estos inquilinos viven arroja una foto perfecta de que cumplen, o no, este parámetro.  

 

  • Tener un inquilino in situ garantiza los ingresos por alquiler desde el primer día. Cuando compramos una propiedad vacía, generalmente necesita una inversión para acondicionar la vivienda y un tiempo (más corto o más largo, pero un tiempo) en la búsqueda y selección del inquilino, tener arrendatarios en el momento 0 elimina esos gastos y aumenta la rentabilidad de la inversión hasta en un 0,4% anual.

 

  • Puede presupuestar con un alto grado de certeza, sabiendo el alquiler que recibirá hasta al menos el final del contrato de alquiler existente permite hacer cálculos de flujos de caja y planificar los próximos pasos.

 

  • Comprar con acceso al historial de alquiler completo del inquilino existente. En España, a menos de municipios pequeños, no hay costumbre de preguntar al antiguo casero por referencias. En el caso de comprar una propiedad con arrendatarios, no solo puedes saber su historial de pago sino también sondear a sus actuales vecinos y comunidad sobre su idoneidad como inquilinos.

Además, no hay que olvidar que las ventajas son para todas las partes, invertir en propiedades con contratos de alquiler en vigor beneficia también a los inquilinos; 

Con un contrato vigente, los inquilinos no se verán afectados en absoluto por un cambio en la propiedad de una propiedad de alquiler, asegurando que su felicidad y voluntad de permanecer en su hogar no disminuyan.

El comprador no se ve obligado a desalojar la propiedad y tenerla vacía durante el proceso de venta. En muchas ocasiones, la desocupación acaba impactando en la conservación del inmueble y en el precio final de venta, que puede acabar incrementado para cubrir esos costes de fricción.

¿Que son los costes de Fricción?

A nivel financiero los costes de fricción se definen en Investopedia como:

El coste de fricción es el total de costes directos e indirectos asociados con la ejecución de una transacción financiera. El coste de fricción abarca integralmente todos los costes asociados con una transacción. Calcular el coste de fricción proporciona al inversor una gama completa de costos esperados en los que puede esperar incurrir

En Inviertis llamamos costes de fricción a aquellos costes, tangibles e intangibles, que se generan durante la venta de una propiedad. Estos costes tienen impacto sobre el bolsillo directamente de una u otra parte y sobre la propiedad.

  • Una propiedad habitada generalmente presenta un mejor estado de conservación, no necesita ser repintada, por ejemplo, ni obras para adecuarla a la habitabilidad.
  • Elimina el riesgo de ocupación y la pérdida económica que eso genera.
  • No hay perdida de ingresos de alquiler ni para la parte vendedora mientras espera a la venta ni a la compradora mientras espera a alquilarla.

 

INVERTIR EN RENTABILIDAD ES UN WIN-WIN

Invertir en propiedades con inquilinos es una relación win-win para todas las partes que evita inclusive problemas sociales como obligar al inquilino a buscar otro hogar o la ocupación con los problemas de convivencia que genera en una comunidad.

En Inviertis, encontrarás propiedades en rentabilidad, certificadas para que inviertas con confianza

EXPLORA

Y si tienes dudas, Contacta con nosotros

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¡Déjanos un mensaje!